[+34] 941 221 924 susanabusto@icar.es

ADOPCIÓN

¿Qué es la adopción?

Según el art. 108.1 del Código Civil, “la filiación puede tener lugar por naturaleza y por adopción”, de modo que los hijos adoptados adquieren los mismos derechos y obligaciones que los hijos con vínculo de consanguinidad matrimonial o extramatrimonial, sin ninguna excepción, por lo que sus derechos son:

  • Derecho a tener sus apellidos
  • Derecho a la asistencia y alimentos (cfr. Art. 110 Código Civil)
  • Derechos sucesorios (art. 807 y ss. del Código Civil)

¿Cuántas clases de parentesco hay?

Nuestra legislación contempla tres clases: el parentesco por consaguinidad, el parentesco adoptivo y el parentesco por afinidad.

¿Todas las clases de parentesco generan los mismos derechos y obligaciones?

Entre el parentesco por vía directa, es decir, por consaguinidad y el derivado de la adopción, no hay ninguna distinción en cuanto a derechos u obligaciones, porque tanto la filiación por consaguinidad como por adopción se equiparan totalmente.

Sin embargo, el parentesco por afinidad, es decir, los parientes del cónyuge (cuñados, suegros, yernos o nuera) no es equiparable y las leyes pueden limitar ciertos derechos.

¿Quién puede adoptar en España?

Los requisitos de las personas que pueden adoptar acordes con nuestra legislación son los siguientes:

– Hay que ser mayor de 25 años, salvo en el caso de las parejas de hecho o de los matrimonios que con que uno de ellos lo sea, es suficiente.

– Mujeres y hombres solteros, matrimonios y parejas de hecho.

– Tener al menos 14 años más que el niño que se quiere adoptar.

– Haber obtenido el Certificado de Idoneidad.

¿Quién puede adoptar en otro país?

Además de cumplir los requisitos anteriores, hay cumplir con la legislación del país en el que se quiere adoptar a un menor.

A modo de ejemplo, decir que en China es obligatorio estar casado y tener 30 años o más.

Para una adopción internacional, hay que conocer siempre los requisitos pedidos en ese país, siendo las personas solteras y las parejas homosexuales las que más restricciones tienen en muchas legislaciones internacionales.