[+34] 941 221 924 susanabusto@icar.es

DIVORCIO DE MUTUO ACUERDO

Obtener el divorcio de mutuo acuerdo es la forma más rápida y económica de llevar a cabo la separación. Las probabilidades de cumplir los acuerdos amistosas son mucho mayores en los  divorcios a los que se llega por acuerdo de ambos, además son los que menos conflictos tienen durante su cumplimiento. Aunque cueste ceder en ciertos aspectos, a la larga consensuar las posiciones de ambos reportará grandes beneficios en la propia pareja que decide continuar su vida por separado y muy especialmente en los hijos, si los hubiera.

¿Cómo se inicia el divorcio de mutuo acuerdo?

El divorcio de mutuo acuerdo se inicia presentando una demanda de divorcio, firmada por ambos cónyuges o por uno de ellos con el consentimiento del otro, en el Juzgado de Primera Instancia del lugar del último domicilio del matrimonio, o el del domicilio de cualquiera de los cónyuges para los casos en que ya no convivían en el mismo domicilio.

En un plazo breve, el Juzgado citará a los cónyuges para que confirmen su deseo de divorciarse y ratifiquen el Convenio Regulador por el que se regirá su divorcio o separación.

¿Es necesario tener abogado y procurador?

Sí, los dos necesitáis los servicios de abogado y procurador.

En los divorcios, separaciones o nulidades de mutuo acuerdo, pueden ser los mismos para los dos.

¿Qué sucede si no llegamos a un acuerdo para firmar un divorcio de mutuo acuerdo?

Para las situaciones en las que a pesar de intentar llegar a un acuerdo amistoso, éste no es posible o bien, uno de los cónyuges no ratifica en el Juzgado el Convenio Regulador, se puede llegar al divorcio o separación de forma contenciosa, o lo que es lo mismo, iniciando un procedimiento en el que habrá un juicio, tras el cual el Juez decidirá mediante sentencia.

DOCUMENTOS PARA LA SEPARACIÓN O EL DIVORCIO

¿Qué documentos necesito para separarme o divorciarme?

  • Certificado de matrimonio que expide de forma gratuita el Registro Civil de la localidad donde se celebró el matrimonio.
  • Si hay hijos, Certificado del nacimiento de los hijos que también se solicitará en el Registro Civil, y se obtendrá de forma gratuita.
  • La propuesta de Convenio Regulador, que debe estar firmada por ambos cónyuges.
  • Un poder general para pleitos otorgando al Procurador la representación en el Juzgado, que puede hacerse ante Notario, o gratuitamente ante el Juzgado, mediante poder “apud acta”.
  • Certificado de empadronamiento o acreditación del domicilio de residencia del matrimonio, en su caso. Algunos juzgados lo solicitan.

EL CONVENIO REGULADOR

El convenio regulador es el acuerdo bilateral en el que los cónyuges regulan las consecuencias jurídicas que se producen en caso de separación o el divorcio, por lo que es la pieza clave del divorcio, separación matrimonial o disolución de pareja de hecho.

¿Qué se puede acordar en el convenio regulador?

Las cuestiones en las que se pueden acordar medidas se refieren tanto a las cuestiones económicas como a las relativas a las relaciones entre padres e hijos también llamadas relaciones paterno filiales.

¿El juez aprueba siempre los convenios reguladores?

En principio, las cláusulas relativas a cuestiones económicas serán aprobadas por el Juez salvo que sean gravemente perjudiciales para los cónyuges o sean dañosas para los hijos, ya que el Juez debe velar por la salvaguardia de los derechos de los menores.

Cuando hay menores de edad es obligatoria la intervención del Ministerio Fiscal. 

¿CUSTODIA INDIVIDUAL O COMPARTIDA?

Guardia y custodia de los hijos menores

En los supuestos de Separación, Nulidad o Divorcio de mutuo acuerdo, lo normal es que los cónyuges mantengan el ejercicio de la patria potestad de sus hijos menores de forma conjunta.

En el Convenio Regulador, ambos elegirán y acordarán el régimen de custodia que consideren más adecuado, que podrá atribuirse a uno sólo de los padres o a los dos de forma compartida.

¿En el divorcio de mutuo acuerdo escucha el juez a los hijos para la custodia?

En general, cuando se presenta una propuesta de convenio regulador junto con la demanda de divorcio o separación de mutuo acuerdo, el Juez no suele citar a los hijos menores para conocer su opinión sobre el régimen de custodia y/o visitas con sus padres, salvo que considere que el Convenio puede atender contra sus intereses.

En ese caso, el Juez podría citar a los hijos que sean mayores de 12 años, si tuvieran suficiente juicio para conocer su opinión. En cualquier caso, esta exploración con los menores realizada por el Juez es privada respetando la confidencialidad de lo expuesto por los menores.

En todos los procedimientos en los que hay menores o discapacitados, el Juez solicitará un informe del Ministerio Fiscal.

Pero como decíamos, en términos generales, el Juez suele dictar sentencia, ratificando los acuerdos de los cónyuges y concediendo el divorcio en los términos acordados por estos.

¿Qué es tener la guardia y custodia de los hijos menores?

Ante todo, ejercer la Guarda y Custodia implica atender las necesidades diarias de los niños, y en función de ello y de la disponibilidad y disposición de los padres, adoptar la decisión de ejercitar la custodia de forma individual (custodia monoparental) por uno sólo de los padres y establecer un régimen de visitas para el otro, o bien acordar un sistema de custodia compartida.

En resumen, tener la guarda y custodia significa que quien la tiene se encarga de tomar las decisiones normales del día a día, puesto que es quien convive con los hijos.

El padre con quien conviven los hijos es el que ejerce las funciones de guarda y custodia y quien toma las decisiones diarias, pero que no le da derecho a tomar decisiones relevantes de sus hijos como por ejemplo, la elección de colegios, porque éstas decisiones son responsabilidad tanto del padre que tiene la custodia como del que tiene un régimen de visitas y estancias. 

PENSIÓN ALIMENTICIA Y COMPENSATORIA: CÁLCULO Y DURACIÓN

En un acuerdo de divorcio o separación de mutuo acuerdo, la decisión de establecer una pensión alimenticia a favor de los hijos o una pensión compensatoria a favor del cónyuge que resulta perjudicado económicamente por la separación, es decir, cuando se dé un desequilibrio económico después de la convivencia, se toma de forma consensuada entre ambos cónyuges, con el asesoramiento del abogado.

¿Cómo se calcula la cuantía de la pensión alimenticia para los hijos?

Esta es una de las cuestiones que más dudas plantea a las personas que van a separarse o divorciarse, y es normal puesto que nuestra normativa no establece una cuantía fija de forma obligatoria, sino que tan sólo hay unas tablas orientativas. Para acordar la cuantía de la pensión alimenticia en nuestro despacho, tenemos en cuenta no sólo esas tablas, sino también las circunstancias económicas de cada pareja, tratando de llegar siempre a un acuerdo justo y equilibrado para ambos cónyuges.

¿Cuánto debo pagar de pensión alimenticia a mis hijos?

Como decíamos no hay un ley que diga con total exactitud cuánto debe pagar en concepto de pensión de alimentos un padre a cada uno de sus hijos, sin embargo, sí hay unas tablas orientativas y sobre todo mucho sentido común y ganas de llegar a un acuerdo justo y equilibrado para los cónyuges que cubra las necesidades de los hijos.

En principio, la cuantía va a depender de las necesidades de los hijos y de la capacidad económica de los progenitores, además de tener en cuenta también el número de hijos, ya que no es lo mismo tener un solo hijo que más, o el nivel de vida de la ciudad de residencia.

Ejemplos para calcular la pensión de alimentos

Ejemplo de padres residentes en Logroño que trabajan, cuyos salarios son de 1000€ y 1300€ respectivamente, siendo el de 1000€ el salario del cónyuge que tiene la custodia. La propuesta de pensión alimenticia a cargo del padre que no tiene la custodia y a favor de su hijo podría ser:

  • Con un hijo: 220 €
  • Dos hijos: 420 €
  • Tres hijos: 567 €

Ejemplo de padres residentes en Logroño que trabajan, cuyos salarios son de 1000€ y 1300€ respectivamente, teniendo ambos la custodia compartida de sus hijos. La propuesta de pensión alimenticia a cargo del padre que tiene mayores ingresos, a favor de su hijo podría ser:

  • Con un hijo: 26€
  • Dos hijos: 49 €
  • Tres hijos: 67 €

Ejemplo de padres residentes en Logroño donde únicamente el padre con quien no conviven sus hijos tiene ingresos de 1300€ mensuales, la propuesta de pensión alimenticia a cargo del padre que no tiene la custodia y a favor de su hijo podría ser:

  • Con un hijo: 293 €
  • Dos hijos: 553 €
  • Tres hijos: 716 €

Como ya explicábamos en el punto anterior, estas propuestas están basadas en unas tablas y son sólo orientativas, ya que la ley fija la cuantía exacta y se debe ponderar las circunstancias de cada caso particular.

¿Cómo se paga la pensión alimenticia a los hijos?

En general, la pensión alimenticia se paga mensualmente en la cuenta que haya indicado el progenitor custodio que la recibe a favor de sus hijos. Lo habitual es que se abone durante los 5 primeros días de cada mes, incluidos los meses de vacaciones., es decir, se paga Todos los meses, estén con quien estén los hijos, ya que aunque se pague mensualmente, el cálculo es anual.

¿Qué es la pensión compensatoria para el cónyuge?

Es la cuantía que se acuerda en algunos divorcios o separaciones cuando existen claros desequilibrios económicos entre los cónyuges. En el divorcio o separación de mutuo acuerdo, ambos cónyuges, deben de estar conformes para incluirla o excluirla en el Convenio Regulador.

La finalidad de esta pensión es compensar al cónyuge más desfavorecido económicamente tras el divorcio, que suele ser el que le ha dedicado más tiempo a cuidar del hogar familiar.

La pensión compensatoria tiene su amparo legal en el artículo 97 del Código Civil:

“El cónyuge al que la separación o el divorcio produzca un desequilibrio económico en relación con la posición del otro, que implique un empeoramiento en su situación anterior en el matrimonio, tendrá derecho a una compensación que podrá consistir en una pensión temporal o por tiempo indefinido, o en una prestación única, según se determine en el convenio regulador o en la sentencia.

 A falta de acuerdo de los cónyuges, el Juez, en sentencia, determinará su importe…()

¿Tengo derecho a acordar una pensión económica?

En el caso de que el matrimonio te hay supuesto estar alejado del mundo laboral por cuidar de la familia, sí procedería plantear una pensión compensatoria como compensación y ayuda para formarse y ponerse al día en el mercado laboral. Esta cantidad va en función de los años del matrimonio, de la edad, formación y experiencia del cónyuge que se ha dedicado al hogar y la cuantía puede ser una cantidad abonada de una sola vez, mensual y por tiempo limitado.

¿Cómo se calcula la cuantía de la pensión compensatoria para el cónyuge?

Como explicábamos la decisión de fijar una cuantía en concepto de pensión compensatoria tiene su base es compensar al miembro de la pareja que ha renunciado a su trabajo y se ha dedicado a atender a su hogar familia. En la mayoría de los casos, se trata de la mujer, aunque esto no siempre es así, los tiempos están cambiando.

Este tema puede ser espinoso, por eso en nuestro despacho tratamos de conciliar las pretensiones de ambas partes tratando de plantear opciones justas para ambos.

La pensión compensatoria es uno de los aspectos más difíciles del derecho de familia, dado que muchas veces se discute la pertinencia del otorgamiento de este tipo de pensión. El objetivo de ésta es precisamente compensar al cónyuge más desfavorecido desde el punto de vista económico por la ruptura del matrimonio y le ayude a retomar su formación y habilidades en el campo laboral.

Ejemplos para calcular la pensión compensatoria

Ejemplo de matrimonio que ha estado durante 20 años, la propuesta de pensión podría ser de una pensión compensatoria de 12 años y 11 meses, teniendo en cuenta que el matrimonio ha durado 241 meses. 

DISOLUCIÓN DEL RÉGIMEN ECONÓMICO: CÁLCULO DE BIENES, REPARTO Y LIQUIDACIÓN

La disolución del régimen económico en el divorcio o separación es diferente dependiendo del régimen por el que se regía el matrimonio o de los acuerdos matrimoniales que pudieran haber firmando.

Para quienes tenían separación de bienes, al no ser los bienes propiedad de los dos, sino de cada uno de los cónyuges de forma individual, en la mayor parte de las rupturas no hará falta hacer la liquidación.

En el régimen de gananciales, sí es necesario hacer la liquidación de los bienes, teniendo en cuenta el valor de la/s viviendas o inmuebles, vehículos, dinero en cuentas, fondos, pensiones, etc. para conocer el valor total de los bienes comunes y realizar el reparto y liquidación.

LA VIVIENDA FAMILIAR

En un convenio de mutuo acuerdo, ambos cónyuges pueden decidir que destino darle a la vivienda familiar, teniendo en cuenta la capacidad económica de los cónyuges y las necesidades de los hijos si los hubiera. Como orientación la atribución del uso de la vivienda os remitimos al artículo 96 del Código Civil, que acuerda lo siguiente:

“En defecto de acuerdo de los cónyuges aprobado por el Juez, el uso de la vivienda familiar y de los objetos de uso ordinario en ella corresponde a los hijos y al cónyuge en cuya compañía queden.

Cuando algunos de los hijos queden en la compañía de uno y los restantes en la del otro, el Juez resolverá lo procedente.

No habiendo hijos, podrá acordarse que el uso de tales bienes, por el tiempo que prudencialmente se fije, corresponda al cónyuge no titular, siempre que, atendidas las circunstancias, lo hicieran aconsejable y su interés fuera el más necesitado de protección.

Para disponer de la vivienda y bienes indicados cuyo uso corresponda al cónyuge no titular se requerirá el consentimiento de ambas partes o, en su caso, autorización judicial.”