[+34] 941 221 924 susanabusto@icar.es
Suspensión De La Pensión De Alimentos A Los Hijos. Familia Lex Abogados

El Supremo suspende pensión alimentos a un padre insolvente

Post Series: Pensión ALIMENTOS

El Tribunal Supremo suspende la obligación de un padre a abonar la pensión alimenticia

El Tribunal Supremo (TS) suspende la obligación de abonar la pensión alimenticia a un padre divorciado que se encontraba en situación de insolvencia.

Esta sentencia del TS de 2 marzo de 2015 podría contribuir a poner fin a las divergencias entre las Audiencias provinciales, respecto a los casos en los que se plantee suspender el pago de la pensión alimenticia al progenitor que se encuentre en una situación de insolvencia tal, que no cuente con ninguna fuente de ingresos para vivir. No obstante, son necesarias al menos dos sentencias del Tribunal Supremo en el mismo sentido, para que se siente jurisprudencia.

De esta sentencia extraemos que para que se suspenda la obligación es imprescindible que quede demostrada en el procedimiento, sin lugar a dudas, la imposibilidad del alimentista de atender las necesidades de sus hijos por falta de recursos e ingresos de cualquier tipo.

La sentencia comentada se refiere al caso concreto de un progenitor que vive de sus familiares, que no tiene ninguna fuente de ingresos, ni tan siquiera un subsidio o una ayuda social…

La falta de oportunidades laborales ha dado origen a múltiples demandas en los tribunales y a divergentes fallos. Esta crisis económica sostenida ha originado que muchos padres hayan perdido sus trabajos, sus viviendas y hayan agotado también todos sus ahorros. Convivir con una disminución progresiva de ingresos desde hace años y con unos gastos fijos constantes, ha llevado a muchas familias a la ruina, y ésta es una realidad que se plasma en los tribunales.

Por ello, en los juzgados de familia se presentan demandas de ejecución por parte de los acreedores al pago y demandas de solicitud de suspensión o de disminución de la cuantías de las pensiones alimenticias, por parte de los obligados a ellas. Porque todo depende de qué lado se encuentre cada uno, ya que las necesidades de alimento, vestido y educación de los hijos no entienden de crisis y hay que atenderlas.

La respuesta de las Audiencias ante esta situación de crisis familiar ha sido variada, las hay inclinadas a la suspensión del pago, amparadas en el artículo 152.2 Cc, hasta que el obligado tenga ingresos y otras, la mayoría, que la niegan y exigen la continuidad de la obligación, al amparo del artículo 39.3 de la Constitución, fijando, al menos, el pago de un mínimo vital, mientras la situación de insolvencia perdure.

¿Qué es el mínimo vital?

Se trata de una cuantía mínima que todo progenitor debe abonar para la manutención de sus descendientes. Esta cuantía imprescindible de abonar, en concepto de pensión de alimentos, se fija alrededor de los 150€ mensuales (en el caso de un hijo). Se calcula que con independencia de la situación económica de un padre o madre (obviamente sin distinción de género) todo progenitor debe aportar, al menos, este mínimo vital por obligación legal atendiendo al derecho de los hijos cuyo superior interés debe ser protegido.

Esta sentencia del Tribunal Supremo introduce un cambio importante, ya que la jurisprudencia mayoritaria entendía que incluso en el caso demostrado de falta de ingresos no procedía suspender el abono de la pensión alimenticia, sino establecer este mínimo vital de alrededor de 150€ por hijo, de forma temporal, hasta que la situación económica del progenitor mejorara.

En este sentido se pronunció otra reciente Sentencia del Tribunal Supremo, la de 12 de febrero de 2015, al no conceder la suspensión de la pensión alimenticia a un padre desempleado, pero que tenía cubiertas las necesidades de vivienda, cobraba un subsidio de 426€ y cuyo hijo tenía necesidades especiales.

¿Cuándo se reanudaría el pago de la pensión de alimentos temporalmente suspendida?

Según el Tribunal Supremo, en cuanto se aprecie algún ingreso, con independencia del origen y circunstancias.

¿Puede establecerse la suspensión como norma a seguir?

Debe valorarse el caso concreto para acordar una modificación, ya sea un mínimo vital o una suspensión temporal de la pensión alimenticia, por lo que debe realizarse un juicio de proporcionalidad, caso por caso.

Como comentábamos, la Sentencia del TS de 12 de febrero de 2015, en vez de suspender la pensión a un padre con evidentes dificultades económicas, fija un mínimo vital de 150€ por considerar que en ese caso concreto el progenitor no carecía totalmente de recursos, y que por lo tanto, debía contribuir a la manutención del hijo, quien además tenía unas necesidades especiales por cuestión de enfermedad.

¿Y cuál es entonces la norma?

En los casos en los que se acredite cambio sustancial en las circunstancias económicas, “lo normal” sería esperar que se fijara un mínimo vital para cubrir las necesidades de los hijos, y sólo con carácter excepcional, cuando se acredite en el procedimiento que se carece completamente de recursos, se suspendería, por el tiempo indispensable, hasta que se tenga indicios de que el alimentista suspendido obtiene ingresos por cualquier vía.

La suspensión temporal de la obligación de abonar la pensión alimenticia tiene su amparo en el artículo 152.2 del Código Civil:

 “Cuando la fortuna del obligado a darlos se hubiere reducido hasta el punto de no poder satisfacerlos sin desatender sus propias necesidades y las de su familia”.

En resumen…

La suspensión de la obligación de los padres a abonar la pensión alimenticia a favor de los hijos sólo se establecerá de forma excepcional en aquellos casos en los que se haya probado la imposibilidad de éstos a contribuir con el mantenimiento de sus hijos, y únicamente durante el tiempo en que esta situación se mantenga, por lo que al más mínimo indicio de ingresos podrá instarse el levantamiento de la suspensión.

Acorde con el artículo 93 del CC y con el artículo 146 del mismo texto legal, el interés superior de los hijos obliga a los titulares de la patria potestad a cubrir sus necesidades económicas “proporcionada al caudal o medios de quien los da y a las necesidades de quien los recibe”, sin embargo, ello no impide que esta obligación de los padres pueda ser temporalmente suspendida en casos excepcionales de insolvencia probada.

Susana Busto García

Abogada especializada en Derecho de Familia

Llame al 941 22 19 24  o al 620 65 24 14, y le daré una PRIMERA CITA para que me exponga su situación.

Rioja Abogados

Soy Susana Busto, abogada y socia fundadora del bufete Rioja Abogados, donde ejerzo mi actividad profesional como especialista en Derecho de Familia y en Derecho Digital. No dude en consultarme su caso concreto. Le ofrezco mi opinión experta como profesional del Derecho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *