[+34] 941 221 924 susanabusto@icar.es

GUARDA Y CUSTODIA DE LOS HIJOS, OBLIGACIONES DE LOS PADRES

¿Qué es la guarda y custodia de los hijos?

Por guarda y custodia entendemos que es vivir, cuidar y asistir a los hijos en sus necesidades, siendo independiente de la patria potestad, de modo que, en caso de separación, la guarda y custodia se puede atribuir a uno sólo de los padres, a los dos de forma compartida o a una tercera persona..

Diferencias entre patria potestad y guardia y custodia

La guarda y custodia tiene que ver con la convivencia diaria de los hijos y la patria potestad va más allá, puesto que incluye la representación general de los hijos, de ahí que en caso de crisis y separación de la pareja, la patria potestad la siguen manteniendo ambos padres, cosa que no ocurre, por regla general, con la atribución de la guarda y custodia ya que sólo uno de ellos la mantiene, salvo cuando se acuerda la guarda y custodia compartida.

Cuando los padres conviven, en líneas generales, ambos progenitores ejercen tanto la guarda y custodia como la patria potestad.

Relación entre la guarda y custodia y la comunidad autónoma de residencia

La mayor parte del territorio español se rige por el derecho común en materia de custodia, excepto las comunidades de Aragón, Cataluña, Navarra y Comunidad Valenciana, que tienen peculiaridades propias, y otorgan preferentemente, en caso de ruptura de la pareja, la atribución de la guarda y custodia a ambos progenitores, contrariamente a cuanto ocurre en las Comunidades Autónomas que se rigen por el derecho común, en las que prevalece la custodia individual o monoparental, en porcentaje muy elevado, a favor de la madre.s.

¿¿Puedo pedir un régimen distinto de guarda y custodia al que regula la ley en mi comunidad?

Sí, cuando haya acuerdo entre los progenitores de establecer un régimen determinado, éste prevalecerá y sólo será necesaria la ratificación del juez, quien, salvo situación de desamparo para los menores, la concederá. El Ministerio Fiscal también intervendrá y manifestará su opinión.

En caso de desacuerdo, todo dependerá de la situación concreta de los padres y de los hijos, siendo el juez quien decidirá todas las cuestiones respecto a la conveniencia de convivir con uno o con los dos padres en régimen de custodia compartida.