[+34] 941 221 924 susanabusto@icar.es

MODIFICACION DE MEDIDAS EN LA SEPARACIÓN Y EL DIVORCIO

Una vez dictada la sentencia de divorcio o separación, o bien, una vez que el juez ratifica el Convenio Regulador, si se ha llegado a la separación o divorcio de mutuo acuerdo, las medidas que contiene la resolución judicial, llamadas medidas definitivas, deben cumplirse hasta que sean modificadas judicialmente o por un nuevo convenio.

¿En qué circunstancias el juez admite que se modifiquen?

Cuando haya cambios sustanciales en el momento que se solicita el cambio con respecto a las circunstancias personales y patrimoniales que tenían los cónyuges en el momento de la sentencia que quiere cambiarse, como expone el artículo 91 del Código Civil: …” Estas medidas podrán ser modificadas cuando se alteren sustancialmente las circunstancias.

1.- De mutuo acuerdo

Al igual que en todos los demás procedimientos, nuestra legislación contempla la posibilidad de que puedan modificarse las medidas definitivas por la vía del mutuo acuerdo. Si existe acuerdo para llevar a cabo la modificación de las medidas definitivas se acompañará a la solicitud de modificación de medidas el oportuno convenio regulador, en el que se establecerán las modificaciones que se desean efectuar; para que sea aprobado por el Juez. 

2.- Mediante procedimiento contencioso

¿Cómo se solicita una modificación de medidas definitivas sin mutuo acuerdo?

Mediante demanda en la que se exponga los motivos que hacen que las circunstancias actuales son diferentes de las que tuvo el Juez en el momento en que dictó las medidas definitivas de la sentencia que quiere modificarse. Estos cambios deben probarse y deben ser sustanciales, ya sea referidos a aspectos personales o económicos. En caso de que el Juzgado considere que no los cambios no son importantes como para iniciar un nuevo procedimiento, la demanda no se admitirá.

El artículo 91 del Código Civil dice:

“En las sentencias de nulidad, separación o divorcio, o en ejecución de las mismas, el Juez, en defecto de acuerdo de los cónyuges o en caso de no aprobación del mismo, determinará conforme a lo establecido en los artículos siguientes las medidas que hayan de sustituir a las ya adoptadas con anterioridad en relación con los hijos, la vivienda familiar, las cargas del matrimonio, liquidación del régimen económico y las cautelas o garantías respectivas, estableciendo las que procedan si para alguno de estos conceptos no se hubiera adoptado ninguna. Estas medidas podrán ser modificadas cuando se alteren sustancialmente las circunstancias.

Además, si en la pareja hay hijos menores o incapacitados, también el Ministerio Fiscal puede instar el cambio de las medidas adoptadas, si existe variación sustancial de las circunstancias.

También el artículo 100 del Código Civil, deja claro que el cambio de las circunstancias económicas tanto del acreedor como del deudor son motivo para solicitar una modificación de la cuantía de las pensiones alimenticias o compensatorias a favor de los hijos o del cónyuge respectivamente, las cuales pueden ser suprimidas, elevadas o disminuidas.

Fijada la pensión y las bases de su actualización en la sentencia de separación o de divorcio, sólo podrá ser modificada por alteraciones sustanciales en la fortuna de uno otro cónyuge.”

¿Qué se entiende por cambio "sustancial" de las circunstancias?

Para solicitar una modificación de medidas, las circunstancias del momento en que se solicitan deben ser sustancialmente diferentes que las que tenían cuando se fijaron las medidas por las que se rige el divorcio, separación o nulidad.

Características necesarias para que la modificación prospere:

  • Que la alteración de las circunstancias sea relevante y no de escasa o relativa importancia.
  • Los cambios deben ser los suficientemente importantes como para que, de mantenerse lo antes acordado, se derive un grave perjuicio para los hijos.
  • La variación en las circunstancias ha de ser consecuencia de hechos nuevos, sobrevenidos, que no pudieron preverse e el momento en que se adoptaron las medidas que se quieren modificar, ya sea porque se han producido con posterioridad a ese momento, ya sea porque no se pudo razonablemente prever su aparición e influencia.
  • Estos cambios deben tener carácter estable, duradero, con vocación de permanencia, de modo que las nuevas circunstancias no sean meramente pasajeras.
  • La alteración de las circunstancias no puede haber sido causadas deliberadamente por quien solicita la modificación de medidas.
  • La existencia de la modificación sustancial de las circunstancias debe ser probada por quien solicita el establecimiento de unas nuevas medidas.

Ejemplo e circunstancias que pueden invocarse para un cambio de medidas

Ejemplos de cambio sustancial puede ser la pérdida de ingresos fijos por estar desempleado, un horario laboral que impide atender adecuadamente a los hijos, recibir una herencia, etc.

La Sentencia del Tribunal Supremo 133/2004, de 17 marzo, declara como doctrina jurisprudencial que el hecho de recibir una herencia es una circunstancia sobrevenida que puede alterar sustancialmente la situación económica del heredero, por lo que podría ser motivo para solicitar un cambio de medidas ya que incide de forma favorable en la situación económica de quien la recibe,  motivo para solicitar la modificación o extinción de la pensión alimenticia.

¿Desde cuándo son efectivas las medidas de divorcio o separación?

Estas medidas definitivas son efectivas desde el mismo momento en que la sentencia se notifica a las partes o desde que se dicta la sentencia “in voce” tras el acuerdo de los cónyuges en el momento previo a la vista, como ocurre en los casos en que los cónyuges llegan a un acuerdo en la misma vista  evitando la celebración del juicio.