[+34] 941 221 924 susanabusto@icar.es

RECURSOS DE APELACIÓN, CASACIÓN Y OTROS

La justicia emana del pueblo español y se administra en nombre del Rey por los Jueces y los Magistrados que forman parte del sistema judicial español.

Todas las personas tienen derecho a obtener la tutela judicial efectiva, como dice el artículo 24 de la Constitución española, o lo que es lo mismo, a defender sus derechos e intereses legítimos sin que pueda producirse indefensión en ningún caso.

Por esta razón, en nuestro sistema tenemos dos vías o dos instancias para obtener una sentencia que nos sea favorable:

  • En la primera instancia obtenemos por primera vez una resolución del juez ante quien presentamos nuestra demanda.
  • En la segunda instancia pedimos una segunda resolución judicial, en este caso ante un tribunal compuesto por tres magistrados, para los supuestos en que no nos ha sido favorable la sentencia del juez de primera instancia y la ley nos permite recurrir la sentencia anterior.

En algunas ocasiones no es posible acudir a la segunda instancia, pero podemos presentar un recurso extraordinario ante el órgano judicial superior.

¿Estoy obligado a cumplir la sentencia si presento un recurso?

Sí, porque la interposición de los recursos que pudieran corresponder contra la sentencia, no suspenden el cumplimiento o ejecución de la misma. Para el supuesto de que uno de los cónyuges no lo cumpla, el otro podrá instar que el juez le obligue a cumplirla mediante un procedimiento llamado de ejecución judicial.

A) Recurso de apelación

Nuestro sistema jurídico tiene dos grados de jurisdicción o instancias, de modo que a través del recurso de Apelación, el cónyuge que no está conforme con la sentencia dictada por el Juez de primera Instancia o Juez de familia, presenta recurso ante la Audiencia Provincial explicando los motivos por los que considera que la sentencia le es perjudicial para que este nuevo tribunal la examine.

¿Qué motivos puedo alegar para que me admitan un recurso de apleación?

Las causas para solicitar un nuevo pronunciamiento deben estar fundamentadas en que el Juez al dictar la sentencia que se recurre haya cometido error al aplicar las leyes o al interpretar las pruebas o alegaciones.

¿Qué puedo obtener en la nueva sentencia de la Audiencia Provincial?

Según el artículo 456 de la Ley de Enjuiciamiento Civil:

En virtud del recurso de apelación podrá perseguirse, con arreglo a los fundamentos de hecho y de derecho de las pretensiones formuladas ante el tribunal de primera instancia,que se revoque un auto o sentencia y que, en su lugar, se dicte otro u otra favorable al recurrente, mediante nuevo examen de las actuaciones llevadas a cabo ante aquel tribunal y conforme a la prueba que, en los casos previstos en esta Ley, se practique ante el tribunal de apelación. (art. 456.1 LEC).

¿Qué es el recurso de apelación?

El recurso de apelación es el medio para solicitar que un nuevo tribunal, llamado de segunda instancia, examine el conflicto juzgado por el Juez de primera instancia que ha emitido la sentencia con la que no estamos conformes porque nos es desfavorable.

Mediante este recurso, un tribunal compuesto por tres magistrados analizará la resolución que se impugna y decidirá mediante sentencia, mantener, modificar o renovar la sentencia que recurrimos.

¿El juez de primera instancia y el de segunda tienen los mismos poderes?

Sí, el juez de primera instancia que ha dictado la sentencia con la que no se está conforme tiene los mismos poderes que tendrá el Tribunal de segunda instancia que resolverá el recurso de apelación. En los asuntos de divorcio, separación y nulidad, la segunda instancia le corresponde a la Audiencia provincial, cuyos magistrados resolverán el recurso que se presenta, una vez examinado todo el material presentado al juez de primera instancia, quienes harán una nueva valoración de las alegaciones y pruebas presentadas por el juez de primera instancia.

¿Presentar un recurso de apelación es tener un nuevo jucio?

No, al presentar un recurso de apelación contra una sentencia que nos es desfavorable no está planteando un nuevo juicio, porque lo que se le traslada al tribunal que resolverá el recurso es todo el material y todas las pruebas que ya se presentaron en la primera instancia y la Audiencia Provincial, lo que hace es valorar ese material y pruebas.

Únicamente está permitido aportar nuevas pruebas en los supuestos tasados por la ley.

¿Puedo presentar nuevas pruebas si recurro la sentencia?

Sí, se podrán aportar nuevos documentos junto con el escrito del recurso,  pero únicamente en los casos que prevé el artículo 270 de la Ley de Enjuiciamiento Civil que no han podido aportarse en la primera instancia.

Aparte de esos casos, el tribunal que resuelve el recurso planteado sólo tendrá en cuenta el material y pruebas que constan en el procedimiento de primera instancia.

¿Cuánto tiempo tengo para presentar un recurso de apelación contra la sentencia?

Dispones de veinte días hábiles para presentar el recurso ante el tribunal que ha dictado la resolución que impugnas, dentro del plazo de veinte días contados desde el día siguiente a la notificación de aquélla, tal y como establece el artículo 458 de la Ley de Enjuiciamiento Civil.

¿Qué cuestiones resuelve la sentencia del recurso de apelación?

La sentencia que resuelve el recurso de apelación sólo se pronuncia sobre los puntos y cuestiones que se le plantean en el recurso, por lo que deben exponerse claramente los motivos y alegaciones que se plantean para que este tribunal resuelva el conflicto planteado mediante una nueva sentencia.

B) Recurso por infracción procesal

Recurso por infracción procesal

El Recurso por Infracción Procesal es un Recurso extraordinario que se puede presentar ante los Tribunales Superiores de Justicia de las Comunidades Autónomas o ante el Tribunal Supremo, si se cumplen los requisitos legales, que en cualquier caso serán examinados por la Sala del tribunal.

¿Qué características definen el recurso por infracción procesal?

Se trata de un recurso extraordinario mediante el cual se revisan las infracciones causadas por las resoluciones de los órganos del orden civil contra el art. 24 CE o contra otras normas de naturaleza procesal.

Artículo 24 de la Constitución Española:

“1. Todas las personas tienen derecho a obtener la tutela efectiva de los jueces y tribunales en el ejercicio de sus derechos e intereses legítimos, sin que, en ningún caso, pueda producirse indefensión. 

Asimismo, todos tienen derecho al Juez ordinario predeterminado por la ley, a la defensa y a la asistencia de letrado, a ser informados de la acusación formulada contra ellos, a un proceso público sin dilaciones indebidas y con todas las garantías, a utilizar los medios de prueba pertinentes para su defensa, a no declarar contra sí mismos, a no confesarse culpables y a la presunción de inocencia. 

La ley regulará los casos en que, por razón de parentesco o de secreto profesional, no se estará obligado a declarar sobre hechos presuntamente delictivos.”

¿Cuáles son los motivos por los que se puede presentar un recurso por infracción procesal?

Los motivos por los que puede presentarse un recurso por Infracción Procesal, son únicamente los expuestos en el artículo 469 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, que transcribimos a continuación:

1. El recurso extraordinario por infracción procesal sólo podrá fundarse en los siguientes motivos: 

1.º Infracción de las normas sobre jurisdicción y competencia objetiva o funcional.

2.º Infracción de las normas procesales reguladoras de la sentencia.

3.º Infracción de las normas legales que rigen los actos y garantías del proceso cuando la infracción determinare la nulidad conforme a la ley o hubiere podido producir indefensión.

4.º Vulneración, en el proceso civil, de derechos fundamentales reconocidos en el artículo 24 de la Constitución.

Sólo procederá el recurso extraordinario por infracción procesal cuando, de ser posible, ésta o la vulneración del artículo 24 de la Constitución se hayan denunciado en la instancia y cuando, de haberse producido en la primera, la denuncia se haya reproducido en la segunda instancia. Además, si la violación de derecho fundamental hubiere producido falta o defecto subsanable, deberá haberse pedido la subsanación en la instancia o instancias oportunas.”

C) Recurso de casación

En general, el Recurso de Casación es un Recurso extraordinario que sólo se puede presentar ante el Tribunal Supremo, sin embargo, también puede presentarse ante los Tribunales Superiores de Justicia de las Comunidades Autónomas cuando así lo prevean sus Estatutos de Autonomía y cuando el recurso se funde en la infracción de normas del Derecho civil, foral o especial propio de la Comunidad Autónoma, de forma exclusiva o conjuntamente con infracciones de normas de Derecho común.

¿Qué características definen el recurso de casación?

  • Es un recurso judicial.
  • Es un recurso extraordinario por lo que sólo se admite en supuestos muy concretos regulados por la ley para ciertas resoluciones judiciales y sólo por determinados motivos.
  • No es un nuevo juicio, es decir no se trata de una tercera instancia porque lo que este tribunal examina es si ha habido una infracción concreta en las normas aplicables al resolver el conflicto en el procedimiento que se recurre.

¿Contra qué sentencias se puede presentar recurso de casación?

Sólo contra las sentencias de la Audiencia Provincial que se hayan dictado para la tutela de derechos fundamentales, siempre y cuando no sean los contenidos en el artículo 24 de la Constitución Española, o cuando la cuantía del proceso sea superior a 600.000 €, o cuando la resolución del recurso tenga interés casacional, conforme con el artículo 477.2 LEC.

El recurso tiene interés casacional únicamente en los siguientes supuestos:

  • Cuando la sentencia que se recurre se opone a la de la doctrina jurisprudencial del Tribunal Supremo.
  • Cuando la sentencia resuelve cuestiones sobre las que hay jurisprudencia de las Audiencias Provinciales que es contradictoria.
  • Cuando la sentencia recurrida aplica normas que no llevan más de cinco años en vigor, siempre y cuando no exista doctrina jurisprudencial del Tribunal Supremo relativa a normas anteriores de igual o similar contenido.
  • Cuando se trate de un recurso de casación que tenga que resolver un Tribunal Superior de Justicia, también hay interés casacional si la sentencia recurrida se opone a la doctrina jurisprudencial o no existe dicha doctrina del Tribunal Superior sobre normas de Derecho especial de la Comunidad Autónoma correspondiente.

D) Recurso en interés de la ley

Este recurso extraordinario sólo podrá presentarse ante el Tribunal Supremo, por los siguientes motivos que establece el artículo 490 de la Ley de Enjuiciamiento Civil: 

“1. Podrá interponerse recurso en interés de la ley, para la unidad de doctrina jurisprudencial, respecto de sentencias que resuelvan recursos extraordinarios por infracción de ley procesal cuando las Salas de lo Civil y Penal de los Tribunales Superiores de Justicia sostuvieran criterios discrepantes sobre la interpretación de normas procesales.

No procederá el recurso en interés de la ley contra sentencias que hubiesen sido recurridas en amparo ante el Tribunal Constitucional.”